martes, 2 de mayo de 2017

NO SIGAS SUMANDO


Llega una fiesta; me tomo dos cervezas; mis tres amigas bailan; miro el reloj y son las cuatro de la madrugada; mi madre me  llama cinco  veces y no se lo cojo; sigo bebiendo seis botellas de alcohol de 5,5 °; siete veces me he caído; ocho personas me miran mal, no veo nada; nueve médicos me salvan la vida y diez segundos me faltaron para dormir de verdad.

Claudia Gómez

1 comentario:

  1. Este microrrelato muestra como los jóvenes ignoramos las consecuencias del alcohol.
    Gran parte de los consumidores de dicha droga en este caso adolescentes (no significa que seamos los únicos pues afecta a todo tipo de personas), han vivido situaciones directamente relacionadas con los efectos del alcohol ya sea por experiencia propia o simplemente por intervenir en la ayuda de un amigo o conocido. Aún así seguimos ignorando sus consecuencias y consumiendo sin precaución, lo que confirma la grave crisis de valores en la que nos encontramos.
    Debemos realizar un control responsable de todas nuestras acciones para de este modo evitar situaciones peligrosas.

    ResponderEliminar